viernes, 18 de julio de 2008

TRABAJADORES TIPO PLANTA TERMINAN AISLADOS Y CON PELIGRO DE PERDER SU TRABAJO.-

TRABAJADORES “TIPO PLANTA” TERMINAN AISLADOS Y CON PELIGRO DE PERDER SU TRABAJO.-
1.- Quién no ha escuchado a un compañero de trabajo decir: yo hago y hablo lo estrictamente necesario en la oficina, el resto que lo hagan a los que les gusta sobresalir. El caso es que aunque aparentemente es políticamente correcto, el trabajador con dicha filosofía no es más que un personaje pasivo del “TIPO PLANTA” que corre un serio riesgo de terminar aislado y sin laborum.
2.- Según los profesionales de los recursos humanos y las ciencias que estudian las interacciones entre los seres humanos, no opinar ni implicarse en las metas de la organización al final terminará por pasarles la cuenta a las personas que adoptan esa actitud. Hay más características: indiferencia, incapacidad para realizar propuestas y rechazo a dar opiniones sobre cualquier aspecto del empleo, entre muchas otras.
EN RESUMEN:
3.- La pasividad y apatía en el trabajo conduce directamente al aislamiento y porque no decirlo podría ser el reflejo de alguna sicopatía oculta o de desadaptación social severa.
“Es arriesgado para el futuro laboral no mostrarse implicado y entusiasmado con las metas de la empresa para la que se trabaja”, En general los niveles directivos aprecian más a los empleados que contribuyen abiertamente a lograr objetivos organizacionales. Por el contrario, una persona que se refugie en una actitud pasiva y taciturna corre todos los riesgos a tener una mala valoración y calificación”.
4.- El miedo y la inseguridad de estas personas a equivocarse puede ser un paralizador sicosomático y una característica psicológica que impida su desarrollo profesional. “Las personas con estas conductas deberían autoanalizarse o recurrir a ayuda profesional especializada”.Por el contrario, otras personas más tolerantes y que aceptan mejor las equivocaciones aprenden de ellas. “Y si fracasan en un determinado proyecto no lo consideran como un problema personal ni menos insuperable. Ni siquiera como un obstáculo. Es un tropiezo del que sacan enseñanzas, que de alguna u otra forma les permite corregir y ser mejores”.
5.- En general, se puede decir que las personas apáticas en el mundo laboral se equivocan rotundamente en su forma de actuar, ya que en la actualidad se le da más valor a las habilidades sociales y a la capacidad de relacionarse con los demás miembros de la organización, con los clientes y también con los proveedores.
6.- LA APATIA LABORAL O LOS DENOMINADOS “TRABAJADORES PLANTA”. “Frenan o atrofian el crecimiento y desarrollo personal, al tiempo que su actitud dificulta seriamente el trabajo en equipo, la cohesión y el compromiso, en un momento en el que los equipos virtuales son cada vez más reconocidos, aceptados y validados. Lógicamente si el trabajador elige no ser visible y de extremo bajo perfil, no se le tomará en cuenta en ningún aspecto y pasara a ser no confiable y la organización podría perfectamente en algún momento prescindir de sus servicios”.