miércoles, 2 de julio de 2008

ESTRATEGIAS DE UN JEFE SMART EN LA GESTION DE RECURSOS HUMANOS

ESTRATEGIAS DE UN JEFE SMART EN LA GESTION DE RECURSOS HUMANOS.-
1.- COMUNICAR por todos los medios a las personas, que usted, si usted, se interesa verdaderamente por ellas. Por ejemplo otorgarle un dia de permiso para su cumpleaños.
Conozca a cada miembro de su equipo, sus metas y aspiraciones específicas. Hable con ellos acerca de su vida fuera del trabajo, sus anhelos, metas, objetivos, especialmente situaciones que puedan estar afectando su desempeño laboral. Cuanto más conozca al hombre-trabajador, más fácil es identificar qué los motiva.
2.- EXPLIQUE claramente a las personas cómo su trabajo aporta a los objetivos de la empresa.
Es natural el querer contribuir y hacer la diferencia en su organización. Es por ello que es tan importante para los gerentes que indiquen claramente la manera cómo cada persona en el equipo añade valor agregado al panorama total. Incrementando la confianza.
3.- VERIFIQUE que su equipo fije metas alcanzables.
Metas de períodos inspiran a las personas a la excelencia. Pero hay una gran diferencia entre metas de corto plazo y objetivos estratégicos. Asegúrese de que su equipo se fije metas que puedan alcanzarse. Generalmente la sobredimensión de metas inalcanzables termina con empleados frustrados y compañias con bajo rendimiento o improductivas.
4.- NOTIFIQUE a las personas como se beneficiarán con un alto rendimiento.
Cada vez que obtenemos buenos resultados para la organización, de alguna forma mejora nuestro status. Las recompensas pueden llegar como una mayor compensación económica, un viaje con todo pagado junto a la familia, o un reconocimiento publicado en la revista de la compañía. Depende de usted el asegurarse que su equipo entienda cómo los resultados superiores de parte de ellos rendirán sus frutos a corto y largo plazo en sus carreras.
5.- IMPORTANTE escuche (al pueblo) todas las sugerencias, opiniones e ideas.
El líder que no valora lo que su equipo piensa, aplasta la autoestima y la motivación. Usted como "el numero uno", es su trabajo debe propiciar un clima laboral equilibrado en el cuál la persona humana, se sienta libre y valorada al expresarse. Esté abierto a la diversidad de toda índole. Analice concienzudamente cada vértice de una propuesta antes de tomar una decisión. Esto muestra que respeta los puntos de vista de todos y genera confianza.
6.- TRANSFORMARSE en un facilitador que reconozca.
Todos deseamos ser apreciado por nuestras aportaciones y esto pesa más holísticamente, que las compensaciones. De hecho, los estudios muestran que la aprobación y el aplauso son mucho más significativos para las personas que sus ganancias monetarias. No ser mezquino en otorgar reconocimientos merecidos.
7.- NO OLVIDAR, que el logro en sí, es una formidable herramienta motivadora.
Nada levanta más la confianza que vivir en carne propia la experticia del éxito. Es un poderoso potenciador sicológico, que mueve a las personas para obtener METAS cada vez mayores.
8.- SI NO APORTA, cámbielo o remuévalo del puesto.
Algunos líderes cometen el error de mantener a personas que no aportan, en un equipo al cual no apoyan. Con frecuencia es de esperar, que la presión del equipo lo inspirará a mejorar su desempeño. Este enfoque funciona a veces. Pero lo triste es que la presencia de miembros de equipos flojos, puede causar resentimiento y que se copie esta conducta al ver que no se hace nada. Al final, esto puede dañar severamente el espíritu del equipo y disminuir la productividad. Moraleja lo mejor es sacar la manzana infectada o extirpar el cáncer para salvar el cuerpo organizacional.-