martes, 1 de julio de 2008

EL LIDER DE RECURSOS HUMANOS NUNCA SE RINDE.-

EL LIDER DE RECURSOS HUMANOS NUNCA SE RINDE.-

1.- La que podríamos decir que es una de las cualidades que más sorprende es que cuando aparecen las verdaderas dificultades, (grossas), esos problemas persisten a pesar del esfuerzo hecho y pasan los días y nadie en el grupo es capaz de ver la luz al final del túnel, el líder sigue siendo incombustible y sigue adelante. Es ese tipo de persona que no le importa cuantas veces se caiga, porque siempre se vuelve a levantar apoyado en esa fe ciega que tiene en lo que hace, y pase lo que pase, NUNCA SE RINDE. Insisto, PASE LO QUE PASE, NUNCA SE RINDE. Y esa actitud es contagiosa ya que irradia y contagia de fe a los que le rodean y genera una energía nueva en donde ya sólo existía un sitio yermo,gelido y plagado de desesperanza.
2.- Es capaz de poner en práctica lo que los corredores profesionales de maratón llaman “EL ZOOM-ZOOM” que es ese esfuerzo que se pone cuando las fuerzas ya se han agotado y están al borde del desfallecimiento, es una energía que no se sabe de donde sale pero que aparece cuando, sólo por convencimiento personal, se pasa ese límite en el que es casi seguro que se desfallezca. Y el líder conoce esa energía que le nace como digo del convencimiento personal que tiene y que nada exterior es capaz de robarle.
Espero que todo lo que les he resumido en estos artículos les ayude a mejorar, a superarse, y a tener un mejor liderazgo en sus organizaciones, ya que cualquiera de las cualidades que he descrito puede aprenderse y practicarse, no es necesario nacer con ellas, aunque lo que si es necesario tener es la decisión para aprenderlas y persistir hasta dominarlas, pero la mala noticia es que el verdadero dominio no llega nunca y un líder del siglo XXI sabe que siempre podrá mejorarlas.
Por último les invito a que si no las desarrollan todas, al menos se pongan una como imprescindible desde este mismo momento y sigan SOÑANDO Y CONFIANDO EN SU RECURSO HUMANO, nunca se conformen con menos.