jueves, 27 de diciembre de 2007

LOS CRITERIOS BASICOS DE LA CONDUCTA DEL RECURSO HUMANO

LOS CRITERIOS BASICOS DE LA CONDUCTA DEL RECURSO HUMANO.

A lo largo de su vida el hombre-trabajador puede utilizar una enorme variedad de criterios orientadores para elegir su propia conducta, aunque muchos de ellos no tengan que ver con la ética y la moral. A continuación se describen dos de los llamados criterios básicos :

1.- El placer y los instintos.

2.- La presión social.


El Criterio basado en el placer y los instintos.

Con este criterio el hombre, desde niño, busca lo agradable y evita lo desagradable, o sea, la consigna es buscar placer y evitar dolor. Este nivel de placer instintivo (primario), es el normal entre niños y adultos que no han recibido una educación que les haya mostrado una apertura hacia otros valores superiores. Pero tampoco hay que desechar por completo este criterio cuando se trata de escoger una diversión, pasatiempo o un tema de conversación, ya que este nivel es un auténtico criterio que sirve como orientación en muchos casos de forma legítima. El problema se produce por así decirlo cuando se va a los dos extremos,( conductas extremistas ), es decir, 1) el uso exclusivo de este nivel en cualquier situación de la vida, o 2) la eliminación absoluta de este criterio, como si el placer fuera algo malo. Por el contrario, el placer es un valor sin duda alguna ya que busca la satisfacción de las necesidades vitales del ser humano. ( Ej. preservación de la especie humana).

El Criterio basado en la presión social.

Este reside en la absorción consciente o inconsciente de todas las normas y valores que el medio ambiente, la sociedad o el entorno laboral, le imponen al individuo en forma de “presión social”. La guía de conducta dentro de una sociedad es pues la moda y la propaganda. La presión social es la principal fuente que orienta y empuja la conducta de las personas "cultas". En muchas ocasiones esa conducta no tiene nada de objetable, pero en muchas ocasiones la gente se pregunta de un individuo que actuó con cierta conducta, lo hizo por responsabilidad o por simple inercia, y si pudo haber actuado de manera diferente. Normalmente si confundimos la “obligación” como la “presión social”, pero la verdadera obligación es la que da origen a méritos de carácter ético, o sea, no es la obligación que proviene del exterior, si no la que tiene que venir de nuestro interior, en forma autónoma y consciente, aquí esta el verdadero valor. Es por esto que este criterio es muy generalizado y de escaso valor ético, sin embargo es superior a los otros criterios debido a que se trata de una orientación consciente (aun que no siempre en su totalidad). Por ejemplo: una persona usa un determinado tipo de ropa porque está de moda o lo que ve en la propaganda; en cambio, no está consciente del origen de las normas y valores inculcados en su infancia por los cuales puede llegar a ser muy puntual, muy aseado o muy ahorrativo.

Es importante destacar que debe existir una relación entre todos los criterios de conducta del recurso humano, en la evolución de cada individuo y sólo en función de cierta educación es posible saltar a los niveles superiores. Esto no quiere decir que un adulto tenga que seguir un criterio determinado, lo aconsejable es que dejen las decisiones importantes a los niveles superiores y las mayorías de sus orientaciones cotidianas las dejen a cargo de los niveles inferiores. Es por esto que no debemos quedarnos fijos en un solo nivel, y es recomendable usar la reflexión para revisar los hechos personales pasados y los criterios utilizados, para así poder realizar una adecuación a nuestra conducta y que amerite un nivel superior. La mejor manera de alcanzar estos niveles superiores es la meditación mediante la cual podemos captar y asimilar los valore superiores y los comunitarios que influyen en la vida humana del mas importante componente de las organizaciones, como lo es el recurso humano.
Finalmente es importante comprender que un recurso humano sin la mínima educación y escasamente capacitado no le podemos pedir comportamientos superiores, sencillamente porque no cuenta con las herramientas para transitar a ese nivel.