miércoles, 25 de enero de 2012

LA ANSIEDAD O DEPRESION LABORAL Y SU EFECTO EN EL RECURSO HUMANO.....

La ansiedad laboral es uno de los trastornos de mayor repercusión en los últimos años. Se estima que más del 14% de la población sufre episodios de ansiedad laboral o estrés producido por el exceso de trabajo, o bien por realizar tareas laborales en ambientes poco propicios o con un alto nivel de negatividad.
La ansiedad laboral, también llamada “burn out”, es una patología un tanto novedosa y propia de los nuevos tiempos. La ansiedad laboral está relacionada con el ámbito laboral y el estilo de vida que se lleva, tanto dentro como fuera de él. Es un trastorno emocional provocado por el trabajo que conlleva graves consecuencias físicas y psicológicas cuando el fenómeno se somatiza. En los últimos tiempos, la ansiedad la
boral es uno de los principales motivos de deserción de los trabajos.
Entre los principales síntomas de la ansiedad laboral, se pueden llegar a experimentar sensaciones de astenia y agitación al mismo tiempo (tic nerviosos, temblor de manos); palpitaciones; taquicardia y pinchazos en el pecho; aumento de la tensión arterial; dolores musculares, sobre todo en la zona lumbar; cefaleas; problemas digestivos; trastornos del sueño e inapetencia sexual. Por otro lado, un estado de ansiedad laboral, pone en funcionamiento un círculo vicioso del cual es difícil salir.

Las personas que padecen ansiedad laboral ocupan la mayor parte de las horas del día pensando en situaciones desencadenas en el trabajo, les cuesta conciliar el sueño, no se alimentan de buena forma y cuentan con un nivel de tensión crónico con consecuencias físicas y psicológicas que pueden desencadenar en problemas de salud de gravedad. Estos síntomas terminan invadiendo la vida social y familiar del afectado, que opta por aislarse y quedarse solo.