viernes, 19 de diciembre de 2008

La estabilidad laboral del directivo no debe superar los cinco años

La estabilidad laboral del directivo no debe superar los cinco años


Leadmans, consultora especializada en la gestión del liderazgo y el headhunting a los más altos niveles directivos, apunta que una excesiva estabilidad laboral puede conducir a un acomodamiento y falta de motivación en las tareas de los directivos.


Según Leadmans, la estabilidad laboral media, que supone un cambio cada 3-5 años, es la tendencia mejor considerada en España en el ámbito directivo. En ese sentido, los cambios de trabajo en relación con los directivos se interpretan con gran naturalidad en el mercado español cuando se producen con una periodicidad de entre tres y cinco años, mientras que cuando son demasiado frecuentes se debe indagar en las motivaciones que los han producido.

Por otra parte, tampoco hay que olvidar que una excesiva estabilidad laboral puede conducir a un acomodamiento y falta de motivación en las tareas de los directivos, por lo que lo más recomendable sería encontrar ese equilibrio o conseguir evolucionar dentro de la propia organización sin llegar a estancarse. Leadmans advierte que existen soluciones efectivas para paliar la desmotivación o acomodamiento a un puesto dentro de los niveles directivos, sin la necesidad de cambiar de compañía. Así, un proyecto como marco para el desarrollo de un directivo en una determinada organización no debería traspasar la barrera de los tres años. Como solución debe plantearse un cambio dentro de la propia empresa, que debería suponer un nuevo desafío y, por tanto, una mayor motivación. Esta filosofía, que algunas de las mayores multinacionales desarrollan a la perfección, puede propiciar que un directivo llegue a estar más de diez años dentro de la misma organización. Fuente computerworld.